Detenido en Málaga un holandés acusado en su país de asesinato

  • La Policía holandesa catalogó al arrestado como "peligroso, armado y violento". Era perseguido por un tiroteo sucedido en Amsterdam el 15 de julio de 2007

La Policía Nacional ha detenido en la localidad malagueña de Guadalmina a un ciudadano holandés, de 45 años, reclamado por las autoridades judiciales de Holanda por un delito de asesinato cometido en julio de 2007.

El detenido, que había sido catalogado por la Policía holandesa como "peligroso, armado y violento", tenía en vigor una orden europea de detención y entrega, y ha pasado a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, según ha informado el Ministerio del Interior.

Los hechos por los que era buscado se remontan al 15 de julio de 2007, cuando se produjo un tiroteo en Ámsterdam en el que resultó herido un hombre, que fue hospitalizado y operado de las graves lesiones que presentaba, negándose a colaborar sistemáticamente con la investigación policial.

Un mes después se logró identificar y detener a otro individuo en relación con este intento de asesinato, que fue reconocido como una de las personas que estuvo en una reunión en la que participaron tres individuos y en la que se disparó repetidamente contra la víctima.

El ahora detenido en Guadalmina, Wander V., fue identificado por varios testigos y reconocido tras una reconstrucción efectuada mediante un retrato robot.

Según las investigaciones, el reclamado se reunió con otras dos personas e intentó matar a la víctima disparándole en la cara y, una vez que el herido se encontraba en el suelo, el sospechoso le disparó de nuevo en la espalda, cerca del corazón.

La detención ha sido practicada por el Grupo de Localización de Fugitivos, en colaboración con la Comisaría Provincial de Málaga, y con la asistencia y colaboración de policías holandeses especialmente desplazados y coordinados por el Oficial de Enlace de los Países Bajos.

En el registro del domicilio del detenido se ha intervenido un revolver Smith & Wesson, de calibre 38 spl, con cinco cartuchos sin percutir y numerosa documentación con la foto del arrestado y a nombre de otras identidades.

Paralelamente, la Policía holandesa también ha efectuado tres registros domiciliarios y ha detenido al padre del fugitivo, a quien se le ha intervenido unos doscientos mil euros y dos armas de descargas eléctricas, entre otros efectos.

Los hechos por los que el sospechoso podría ser condenado en su país tienen prevista una pena de prisión a perpetuidad, revisable a los 20 años del cumplimiento de la condena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios