Detenidas 53 personas por usar identidades falsas y por poligamia

  • La Policía completa una investigación contra la falsedad documental en tres fases. Los arrestados se hacían con partidas de nacimiento pidiéndolas fuera de plazo en el Registro Civil.

Comentarios 4

Los protagonistas de la última operación de la Policía Nacional en Sevilla tenían varias identidades distintas, todas ellas con sus partidas de nacimiento. Algunos de ellos llegaron a casarse hasta con seis parejas distintas utilizando diferentes identidades. Esto les servía no sólo para cometer actividades ilícitas, sino también para que aquellos que tuvieran condenas firmes evitaran su ingreso en prisión. La investigación, que se ha prolongado durante un año, se ha cerrado con 53 detenidos, todos ellos en la provincia de Sevilla.

Según un comunicado emitido ayer por la Dirección General de la Policía, los sospechosos consiguieron las partidas de nacimiento en su día presentando inscripciones fuera de plazo en el Registro Civil. Los patriarcas de los clanes familiares implicados podrían ser responsables de la comisión de un delito contra las relaciones familiares, o poligamia, por casarse hasta con seis parejas distintas con otras tantas identidades.

La investigación comenzó el año pasado, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que varias personas, vinculadas a varios clanes familiares de Sevilla, estaban utilizando identidades falsas para no tener que ingresar en prisión o para cometer delitos. El rastreo de los principales sospechosos se vio obstaculizado precisamente porque éstos utilizaban varios nombres.

Tras una laboriosa investigación, la Policía logró identificar paulatinamente a las personas que poseían estas identidades fraudulentas. Los primeros diez arrestos se llevaron a cabo en el año 2015 en Sevilla capital y varias localidades de la corona metropolitana. En una segunda fase, desarrollada a mediados de marzo, los agentes detuvieron a otras 22 personas. En esta ocasión las detenciones se produjeron en Coria del Río, Tocina y Alcolea del Río.

La última fase tuvo lugar hace unos días en Coria del Río y San Juan de Aznalfarache, localidades en las que fueron detenidas otras 21 personas. A todos los arrestados se les imputa uno o varios delitos de falsedad documental, así como falso testimonio y contra las relaciones familiares.

Para conseguir las falsas identidades, los delincuentes presentaban inscripciones de nacimiento fuera del plazo exigido en distintos registros civiles de Andalucía. Aportaban datos y declaraciones de testigos falsas para justificar que esta inscripción no se había podido hacer en el momento del nacimiento. Con esto conseguían nuevas partidas literales de nacimiento, que luego les exigirían en la expedición de los Documentos Nacionales de Identidad (DNI). De esta forma se hacían con la documentación necesaria para sus actividadees ilícitas o para eludir responsabilidades penales y judiciales.

Al obtener nuevas identidades, sus efectos revertían automáticamente en los descendientes, que eran inscritos con apellidos que no correspondían a la verdadera identidad de los padres. Así llegaban a tener dos o más identidades y se ampliaba la cadena delictiva. Los nuevos miembros del grupo eran dotados también con varias identidades mediante el mismo procedimiento.

La adopción de varias identidades posibilitó además que uno de los detenidos cometiese un delito de bigamia al haber contraído en segundas nupcias sin que el primer vínculo se hubiese disuelto. Los patriarcas de uno de los clanes familiares llegaron a casarse hasta en seis ocasiones.

La investigación ha sido desarrollada por agentes del Grupo II de la Sección Operativa Documental de la División de Documentación, una unidad con sede en la Dirección General de la Policía, en Madrid. Estos funcionarios han contado también con la colaboración con el Grupo de Atracos de Sevilla, el Grupo de Policía Judicial de Coria del Río y la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Sevilla.

Se trata de una investigación muy novedosa porque se centra por primera vez en las identidades falsas como delito principal para cometer otras actividades ilícitas. Hasta ahora, era habitual que el delito de falsedad documental fuera perseguido por la Policía en el marco de otras investigaciones por otros delitos. Es decir, cuando los agentes perseguían a una banda de ladrones, o de estafadores, solían imputarle la falsedad además de los robos o estafas que hubieran cometido. La falsedad como tal se perseguía por ser un medio para conseguir un fin ilícito. En cambio, esta operación ha ido encaminada directamente a acabar con la trama de falsificaciones que tenía montada una serie de clanes familiares para poder luego evadir la acción de la Justicia o cometer otros delitos.

Esto ha permitido que el número de detenidos sea uno de los más elevados de las operaciones policiales de los últimos años en la provincia de Sevilla. Con más de medio centenar de arrestados, ninguna investigación circunscrita sólo a la provincia había tenido tantos detenidos en la historia reciente. Sí habían existido operaciones con detenidos en varias provincias cuyo número de arrestados superó a los de esta investigación. 

En el último año, la operación con más detenidos realizada por las Fuerzas de Seguridad había sido una redada contra la venta de droga al por menor en la barriada de Los Pajaritos, que en diciembre de 2015 se cerró con 28 arrestos, es decir, casi la mitad de detenidos que en el caso de las identidades fraudulentas.

Además de las falsificaciones, esta operación ha servido para imputar un delito que estaba casi en desuso en la legislación española, pero que sigue vigente como tal. Es el caso de la bigamia o poligamia, cuyo nombre técnico actual es el de delito contra las relaciones familiares. Este cargo está contemplado en el artículo 217 del Código Penal, que dice así: "El que contrajere segundo o ulterior matrimonio, a sabiendas de que subsiste legalmente el anterior, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios