Complejos residenciales invaden suelo destinado a equipamiento en Sierra Nevada

  • Los redactores del nuevo PGOU de Monachil aprecian un déficit de servicios en Pradollano

Comentarios 3

El Ayuntamiento de Monachil (Granada) ha decidido la suspensión cautelar para conceder nuevas licencias urbanísticas, una medida que se extenderá al núcleo urbano de Sierra Nevada y que entrará en vigor cuando se apruebe en el pleno municipal, previsto para el miércoles. La decisión viene avalada por los técnicos redactores del futuro Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio y sólo se levantará cuando esté elaborado el avance de dicho planeamiento, dentro de aproximadamente tres meses, momento en el que se conocerá ya el diagnóstico de la situación urbanística de la Sierra y del resto del municipio.

La iniciativa fue adoptada por el alcalde, el socialista José Luis Samos, y respaldada por su socio de gobierno, IU, y parte de la oposición al objeto de poner orden a los desmanes urbanísticos de los últimos años.

Un primer avance de los técnicos acerca de lo acontecido en la Sierra resulta demoledor y evidencia el mal uso que se ha hecho del suelo: "los técnicos han comprobado que mucho suelo de las normas subsidiarias que estaba destinado a equipamiento ha sido ocupado por complejos residenciales, en su mayor parte apartamentos, lo que ha generado un déficit dotacional en detrimento de los servicios", asegura el alcalde de Monachil, José Luis Samos.

Bajo el paraguas de las normas subsidiarias que incluye como suelo dotacional la posibilidad de construir equipamientos turísticos, "se han hecho apartamentos privados" que permanecen vacíos la mayor parte del años a excepción de los meses de temporada invernal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios