La Ciudad de la Justicia de Málaga se agota en 18 meses

  • Ya se ha quedado sin capacidad para el macrojuicio por el caso Malaya, que tendrá cien acusados, más de cien abogados y será seguido por multitud de medios

Comentarios 1

A la Ciudad de la Justicia de Málaga se le saltan las costuras. Año y medio después de que se inaugurara tras una inversión global de 92 millones de euros, la capacidad de las instalaciones alcanza su tope. El presidente de la Audiencia Provincial, Francisco Javier Arroyo Fiestas, aseguró ayer que una vez que se creen los juzgados previstos para este año, apenas quedará espacio para albergar otro par de órganos. Ante un horizonte tan corto, Arroyo planteó la necesidad de levantar un ala anexa en la Ciudad de la Justicia o, si las circunstancias económicas no lo permiten, volver a ocupar el edificio que desalojaron los juzgados en la calle Tomás de Heredia, donde se ubicaban los órganos de primera instancia antes de su traslado. La primera solución aparece como la más oportuna.

Las primeras reformas en la Ciudad de la Justicia se tendrán que acometer en unos meses para habilitar un espacio en el que celebrar el juicio del caso Ballena Blanca contra el blanqueo de capitales. Francisco Javier Arroyo Fiestas confirmó que la intención es adecuar la actual sala del jurado, que tendrá que reformarse para que el estrado pueda acoger a la defensa de la veintena de acusados durante una vista oral que se prevé que pueda prolongarse entre cuatro y seis meses.

Esta primera reforma tendrá efecto dominó, puesto que será necesario buscar otro espacio en la Ciudad de la Justicia para celebrar juicios con jurado.

El caso Ballena Blanca será el banco de pruebas definitivo para el gran macrojuicio por la operación Malaya. Aunque el procedimiento aún está en instrucción, ya está claro que la Ciudad de la Justicia no tiene capacidad para acoger una vista oral de semejante magnitud: un centenar de acusados, más de 100 letrados, acusaciones y medios de comunicación tanto de ámbito nacional como internacional.

El presidente de la Audiencia sugirió dos posibilidades: levantar una instalación provisional junto a la Ciudad de la Justicia exclusiva para la vista oral por la presunta corrupción urbanística y política de Marbella o buscar un espacio alternativo en algún otro punto de la ciudad. Arroyo Fiestas afirmó que la Consejería de Justicia ya estudia un proyecto "que todavía no ha sido hecho público" y mostró su esperanza en que antes de tomar ninguna decisión se consulte a la judicatura malagueña para que exprese las necesidades que puede plantear el macroproceso por Ballena Blanca.

Al margen de las estrecheces físicas que sufre la Administración de Justicia en Málaga, el presidente de la Audiencia también hizo ayer hincapié en la saturación que padecen todas las jurisdicciones en la provincia. Durante la presentación de la memoria de la Audiencia correspondiente a 2008, Francisco Javier Arroyo Fiestas reclamó un plan de choque que reconduzca el actual colapso que registran los órganos judiciales en la provincia. En este sentido recalcó no sólo las dificultades de la Audiencia y juzgados del partido judicial de Málaga, sino también los problemas existentes en Estepona, Coín o Vélez-Málaga, donde la situación es "lamentable".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios