Andalucía

Chaves rebate las "tonterías" de Arenas y sitúa a Griñán como candidato en 2012

  • Califica de "impropias" de un dirigente político las declaraciones del líder popular en las que apuntó que habrá una tercera investidura en esta legislatura · Defiende a su sucesor como el "mejor" aspirante

Comentarios 3

Una vez superado el debate sucesorio de Manuel Chaves, en el PSOE-A no quieren oír hablar, ni por asomo, de que se reabra ahora con José Antonio Griñán. No se han cumplido cuatro meses desde que accediera a la presidencia de la Junta y de que se le postulase como candidato para 2012, y el PP ya ha apuntado que no llegará a esa fecha y que habrá una tercera investidura presidencial en esta legislatura. De ahí que ayer fuera el propio Chaves, en calidad de secretario general del partido, el que saliera al quite para proteger al que considera que es el "mejor" candidato que pueden tener para la próxima cita con las urnas autonómicas.

La tesis popular, formulada el pasado fin de semana por su presidente regional, Javier Arenas, se sostuvo tanto en la escasa actividad del nuevo titular del Ejecutivo andaluz, que según sus cálculos no cubre ni el 50% de lo que trabajaba Chaves, como en unas declaraciones del pasado mes de junio del propio Griñán, en las que supeditaba su condición de aspirante a si el "cuerpo aguanta". Unos argumentos a los que añadió su escaso peso en la escena política nacional, y cuya mayor prueba es, a su juicio, que "no era el relevo" para Andalucía que quería José Luis Rodríguez Zapatero, lo que le llevó a la conclusión de que se medirá en las urnas con un socialista de una generación "diferente" .

En la categoría de "tontería" situó Chaves estas declaraciones de Arenas, que consideró "impropias de un político con experiencia" como él, aunque ironizó con que, a la vista de los resultados electorales, tal vez ese bagaje "no le sirve de mucho".

Aparte del ataque al adversario y rechazar frontalmente un cambio en la presidencia autonómica, Chaves aclaró que la candidatura de Griñán para dentro de tres años, así como que éste también pueda ser su relevo al frente de la secretaría general del PSOE-A -en el partido quieren que ambos cargos se simultaneen para evitar la bicefalia-, son cuestiones que debe decidir el partido, aunque ello no es óbice para que él le haya situado desde el primer momento como su número uno en esa carrera. "No veo ahora mismo en el partido un candidato mejor que José Antonio Griñán", concluyó.

En este cierre de filas en torno a la figura del presidente andaluz no sólo ha estado Chaves. Ya la pasada semana se produjeron movimientos de fichas entre las filas socialistas. El primero en posicionarse fue el vicesecretario general del PSOE-A y consejero de Gobernación, Luis Pizarro, que constató un consenso interno en el partido, y que días después fue refrendado con el respaldo de los secretarios provinciales de Córdoba y Málaga. A estos se sumó ayer el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, que aparte del apoyo "lógico" a Griñán, consideró que debe seguir siendo Chaves quien "pilote" el relevo en el partido.

Para el PP, la maniobra de Chaves no es más que continuar en su esquema el "ordeno y mando" e "imponer así la candidatura de José Antonio Griñán para 2012 y poder de esta manera seguir tratando de manejar la política andaluza desde Madrid".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios