Chaves resolverá la "minicrisis" con Luis García Garrido como favorito

  • El presidente de la Junta quiere nombrar mañana al sucesor de Mar Moreno al frente de la Consejería de Obras Públicas · El secretario provincial de Huelva, Javier Barrero, dimitirá al entrar en la Ejecutiva

Manuel Chaves resolverá en la reunión del Consejo de Gobierno de mañana la sustitución de la consejera Mar Moreno, que dejará la cartera de Obras Públicas para dedicarse de lleno a la Secretaría de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE. El presidente de la Junta se refirió ayer a este cambio como una "minicrisis" que solventará en unas pocas horas. Fuentes cercanas al Gobierno mantuvieron que Luis García Garrido, anterior consejero de Obras Públicas, es la persona que cuenta con mayores posibilidades de convertirse en el nuevo responsable de Infraestructuras, ya que es una de las personas que atesora mayor experiencia en este departamento y que estuvo a punto de ser nombrado para este puesto en un primer momento. De hecho, García Garrido fue sucesor de Concha Gutiérrez en Obras Públicas cuando la consejera debió dimitir en la anterior legislatura para presentarse a las elecciones generales. La única duda que pesa sobre la oportunidad de García Garrido es que el presidente desee guardar la paridad estricta de género en el Gobierno andaluz.

García Garrido es en la actualidad senador por designación autonómica aunque no es parlamentario debido a que la ley andaluza permite nombrar representante en la Cámara Alta a cualquier andaluz excepto a los alcaldes.

Manuel Chaves no se ha pronunciado al respecto, aunque sí dijo ayer en Madrid que no descarta a García Garrido para esta consejería. La marcha de Mar Moreno a Madrid ha supuesto un pequeño trastorno en la marcha del recién nombrado Ejecutivo andaluz, de ahí la intención de resolver la ausencia cuanto antes. Chaves dividió la anterior Consejería de Obras Públicas en la de Ordenación del Territorio y Vivienda, que ocupa Juan Espadas, y otra de infraestructuras, que ahora queda vacante.

Mar Moreno ha sido una apuesta clara de José Luis Rodríguez Zapatero, que desde un principio quiso a la anterior presidenta del Parlamento andaluz en su nueva dirección del PSOE. Por edad se ajusta más al perfil que el secretario general de este partido está imprimiendo tanto a la ejectutiva como a su Gobierno. Sin embargo, la actual consejera se resistió al nombramiento ya que había optado claramente por seguir su carrera política en Andalucía. Fuentes del PSOE indicaron que Moreno rechazó ser la portavoz del Partido Socialista en el Senado cuando se lo propusieron desde Madrid después de las elecciones del 9 de marzo. Esta mujer, nacida en Jaén y de vocación claramente feminista, ya fue señalada como una de las posibles sucesoras de Manuel Chaves en la Presidencia de la Junta, aunque es una vía que se quedó en suspenso.

El PSOE andaluz se queda, así, con seis miembros en la nueva Ejecutiva salida del 37º Congreso Federal del PSOE, con lo que la delegación andaluza se convierte en la más numerosa en el órgano de dirección socialista.

De los seis miembros, cuatro tienen cargos ejecutivos y dos son vocales. Los cuatro cargos ejecutivos son Manuel Chaves, presidente del PSOE; María del Mar Moreno, secretaria de Relaciones Institucionales y Política Autonómica; Cándida Martínez, secretaria de Educación y Cultura, y Soledad Cabezón Ruiz, alcaldesa de Albaida del Aljarafe, secretaria de Igualdad. Los vocales procedentes de la federación andaluza son José Andrés Torres Mora, uno de los ideólogos de Zapatero, y Javier Barrero. Este último deberá dejar la secretaría provincial de Huelva en el próximo congreso provincial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios