Barrientos abandona oficialmente la Alcaldía de Estepona

  • Al ex regidor se le imputan cuatro delitos en el marco del caso Astapa

Antonio Barrientos dejó de ser ayer, oflicialmente, alcalde de Estepona. En poco más de dos minutos se dio cuenta al pleno municipal de la renuncia del ex regidor socialista al sillón de la Alcaldía y a su acta de concejal, después de que el secretario del Consistorio diera lectura a los escritos remitidos por el propio Barrientos tras ingresar en prisión el pasado 20 de junio en el marco de la operación Astapa. Al ex alcalde se le imputan los delitos de cohecho, tráfico de influencias, malversación y blanqueo de capitales.

Con esto, el PSOE se queda con seis ediles frente a los once que logró en las urnas en mayo de 2007.

El concejal de Urbanismo y Hacienda, el socialista Rafael Duarte, sigue diciendo que "el Gobierno ideal sería uno encabezado por el PSOE" y cree que no cabe "la disolución del Ayuntamiento". Quien sí pidió esta disolución fue el portavoz del PP Ignacio Mena, quien aseguró que hay que dejar hablar al pueblo, "que ya no opina como en 2007", y que el PP "es el único legitimado para gobernar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios