El alcalde de Bailén protesta por que la Casa Real no asista al Bicentenario

  • El Ayuntamiento culpa a De la Vega por no tener en cuenta el acto en la agenda de los Reyes

Comentarios 5

El Bicentenario por la batalla de Bailén ha encontrado en la política un nuevo campo para la contienda en el que se ha visto mezclada la Casa Real. Después de que ésta confirmara por carta la ausencia de sus miembros en los actos centrales que tendrán lugar el próximo 19 de julio, el Ayuntamiento de la localidad jiennense culpó ayer directamente a la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, como presidenta de la comisión nacional para la conmemoración del bicentenario de la Guerra de la Independencia, de que no participe en los actos ningún representante de la Familia Real. El alcalde, Bartolomé Serrano, explicó que es "el poder ejecutivo el que decide la agenda de actos de la Casa Real" y recordó que sí asistió a la conmemoración del 2 de mayo en Móstoles.

El Consistorio, gobernado por la Agrupación Independiente de Bailén (AIB), aprobó ayer un manifiesto con los votos a favor del PP y en contra del PSOE en el que muestra su malestar por esta incomparecencia. Serrano, resaltó ayer la importancia "mundial" de la batalla de Bailén al tratarse de la primera derrota en un campo abierto por parte de las tropas napoleónicas y dio cuenta de la correspondencia mantenida desde 2004 entre el Ayuntamiento y la Casa Real para contar con su presencia.

El PSOE local denunció la "absoluta falta de respeto" a la Casa Real al decir que "se somete a los dictados del poder ejecutivo". La agrupación añadió que los Reyes de España "visitan todos los municipios del país con independencia de su color político".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios