Arenas da por cerrada su etapa en la política nacional para dedicarse a Andalucía

  • Se presentará a la reelección como presidente del PP-A en el congreso que los populares celebrarán en los próximos meses

"Totalmente terminada". Así de clara dejó ayer el presidente del PP-A, Javier Arenas, su devinculación respecto de la política nacional, una etapa que consideró superada, anulando de esta manera cualquier opción de asumir responsabilidad alguna en la nueva dirección que quiere configurar el líder del PP, Mariano Rajoy. Expuso, además, que su proyecto más inmediato pasa por presentarse a la reelección como presidente del PP-A en el congreso regional que se celebrará antes o "justo después del verano".

Arenas señaló que tiene "absolutamente decidido" que su dedicación está en Andalucía "con todas las consecuencias", pensando ya en la posibilidad de ganar las elecciones autonómicas de 2012, una vez que el PP-A es una "alternativa real" y que el cambio ha empezado a calar en la sociedad.

"Mi interés es consagrarme al 100% en Andalucía", sentenció Javier Arenas, que anunció que se presentará a la reelección como presidente del PP-A y que va a tratar de "perfeccionar" el equipo del partido en Andalucía.

Señaló que las pasadas elecciones obligan a hacer cambios en las estructuras y que, sin duda, habrá un "intento por mejorar los equipos del PP en Andalucía", intentando preservar la cohesión y "sobre la base de la suma", dos de los principios de Javier Arenas.

Al hilo de ello, se refirió al caso de los once alcaldes que han resultado elegidos parlamentarios, apuntando que se estudiará "caso por caso" para ver las decisiones que se toman sobre la compatibilidad o no de cargos. En cualquier caso, indicó que los resultados electorales han puesto de manifiesto que la incorporación de alcaldes en las candidaturas al Parlamento fue un "acierto".

Preguntado sobre la continuidad de la alcaldesa de Fuengirola y cabeza de lista al Parlamento por Málaga, Esperanza Oña, como portavoz parlamentaria, Arenas dijo que, aunque aún no se ha tomado la decisión, no es descartable que repita porque ha hecho un trabajo "muy bueno".

Sobre la deuda histórica también se pronunció ayer el líder popular, que cuestionó al presidente de la Junta, Manuel Chaves, sobre si la cifra de 1.500 millones que baraja el PSOE es también la que tiene el Ejecutivo autonómico porque el asunto es realmente "muy confuso". Además, dijo estar esperando conocer los criterios utilizados para llegar a esa cifra, su desglose y qué opinan técnicos y economistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios