Arenas cambia su criterio y acepta la duplicidad de cargos

  • El Grupo Popular en el Parlamento andaluz incluirá entre sus 47 diputados a 11 alcaldes · El 57% de los electos populares ostentan competencias municipales

Un cargo público, dos salones plenarios. El Grupo Popular en el Parlamento andaluz contará entre sus filas hasta con 11 alcaldes entre sus 47 diputados, una circunstancia que difiere del criterio que marcó el presidente del partido, Javier Arenas, a su regreso en 2004: "una persona, un cargo".

Arenas ha expresado en reiteradas ocasiones que él no es "amigo de la duplicidad" de cargos dentro del partido, como pueden ser alcalde y parlamentario, con el fin de que se atienda adecuadamente cada responsabilidad. Sin embargo, nada ha hecho para impedirlo, más bien al contrario.

Con el principio del "municipalismo" por enseña, Arenas pensó en sacar rédito electoral del tirón de muchos de sus representantes en las últimas elecciones municipales y llenó las listas del PP-A con hasta 78 alcaldes o concejales entre sus 194 candidatos, un 40%. Y tres cabezas de lista al Parlamento fueron alcaldes (Pedro Rodríguez, por Huelva; Carlos Rojas, de Motril, por Granada y Esperanza Oña, de Fuengirola, por Málaga).

La configuración de las candidaturas se traduce, tras las elecciones del 9 de marzo, en que un 57,4% de los asientos populares a partir del 3 de abril, cuando se constituya el nuevo Parlamento, estará ocupado por personas que compatibilizarán responsabilidades autonómicas y municipales.

A los alcaldes, se suman concejales del PP en distintos ayuntamientos, con funciones destacadas como la portavocía de su grupo -José Antonio Nieto, en Córdoba, Juan Ignacio Zoido, en Sevilla, José Luis Aguilar, en Almería o Carmen María Pedemonte, en San Fernando- o competencias de gobierno -José Loaiza, concejal delegado de Urbanismo en el Ayuntamiento de Cádiz, o María Teresa Ruiz-Sillero, delegada de Vivienda en Chiclana de la Frontera-. Los estatutos del PP "no recogen ninguna incompatibilidad" entre los cargos de alcalde y parlamentario autonómico y sí entre diputado nacional y alcalde, aunque con la posibilidad de excepciones. Una de ellas será la de la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, en el Congreso.

En el caso del Parlamento andaluz, Arenas anunció a mediados de enero que, tras las elecciones autonómicas se abriría un debate para iniciar una importante "reorganización" interna tanto en el partido como en el grupo parlamentario para evitar la duplicidad de cargos. Ayer, en Málaga, el PP celebró el Comité Ejecutivo Regional pero este tema no parece encontrarse en la agenda de prioridades de los populares. Toca hacer balance de la campaña.

Arenas, muy aplaudido, ofreció un discurso triunfal, de vencedor, y además de reincidir en que el partido ha conseguido "los mejores resultados de su historia" en Andalucía, lanzó varios mensajes. Uno de ellos fue el respaldo de los populares andaluces a Mariano Rajoy en el congreso anunciado para junio para que renueve su cargo y repita como aspirante. "Es el mejor candidato que podemos presentar", afirmó Arenas.

Como conclusión de la reunión, celebrada a puerta abierta, un objetivo: "ser el gran partido de la moderación". Y un horizonte: "el centro político" en Andalucía, "convertir al PP en el partido del diálogo". Para el presidente de los populares, el 9-M ha marcado "un antes y un después" y su partido ha superado la línea en que una formación "pasa de ser oposición a ser alternativa real de gobierno". "El cambio tiene fecha", dijo, y resaltó la subida que ha tenido el partido en el mundo rural, que "ha empezado a dejar de ser una asignatura pendiente para el PP".

Alcanzar el centro no es el único fin del PP-A. Arenas apostó por una oposición "dura, contundente y constructiva" en el Parlamento andaluz, que pretende abrir a la sociedad porque es "el gran olvidado". Reiteró su idea de consolidar "el andalucismo español" e informó de que presentará sendas iniciativas parlamentarias para limitar los mandatos presidenciales e impedir la convocatoria conjunta de elecciones.

Arenas hizo otro anuncio para finalizar la primera reunión con sus compañeros tras los comicios: "A Rodríguez Zapatero le vamos a exigir lo mismo que le hubiéramos exigido a Rajoy". Horas después, intervino en la Junta Provincial del PP almeriense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios