Andalucía, entre las comunidades que más "maltratan" su costa

  • La corrupción, la construcción y la contaminación entre las causas de los más de 100 puntos negros existentes en el litoral español.

Comentarios 4

La comunidad andaluza es una de las que más "maltratan" su litoral junto con Valencia, Murcia y Canarias, según la organización ecologista Greenpeace, que ha denunciado además que durante el último año ha seguido el modelo de crecimiento basado en la degradación del litoral.

En el último año, se ha continuado con el modelo basado en la degradación del litoral, con un balance de 67 casos de corrupción urbanística. Si en 2007 se proyectaron tres millones de viviendas en la costa, ahora se le suman 137 nuevas actuaciones en infraestructuras portuarias Greenpeace ha presentado hoy la octava edición del informe Destrucción a Toda Costaen el que se repasa la situación del litoral.

El documento analiza los 100 casos que revisten mayor gravedad en relación con el número de kilómetros de costa de cada una de las comunidades y ciudades autónomas. De esos 100 puntos negros, 18 corresponden a Andalucía.

La organización ecologista ha analizado en cada una de las regiones el estado de conservación de sus costas y en Andalucía , con 817 kilómetros de litoral, ha decretado posee 18 puntos negros. Destacan algunos de los lugares más contaminados de Andalucía como son: el polo químico de Huelva, la bahía de Algeciras, el puerto de Tarifa y la construcción ilegal de un hotel en Algarrobico, Almería.

Greenpeace considera que es el momento de cerrar la puerta a la sinrazón urbanística vivida en los últimos años. El mayor problema de nuestras costas sigue siendo el urbanismo y de los 67 casos de corrupción urbanística en los tribunales, con 527 implicados, de los que 180 son cargos públicos, contabilizados durante este año, ponen de manifiesto la enorme extensión y gravedad de la falta de transparencia y buena gestión llevada a cabo por los responsables.

La organización aborda temas como la contaminación de las aguas y el cambio climático. La aplicación de la Ley de Costas, terminar la delimitación del dominio público, eliminar las construcciones ilegales en el litoral y conservar los espacios costeros.

La incógnita en este año es saber cuál va a ser la política de costas del nuevo Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Greenpeace insta al nuevo Ministerio a que comience su andadura derribando el hotel construido ilegalmente en El Algarrobico, Almería, convertido en símbolo de la degradación costera de este país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios