Un vecino de Albolote mata a golpes a sus padres tras una acalorada discusión

  • Les agredió en la cabeza con un apero de labranza. El agresor no soportó que los abuelos riñeran a su hija y se inició la trifulca.

Comentarios 1

El trágico suceso ocurrió pasadas las 11:30 de ayer en un cortijo situado en un paraje de Albolote (Granada) conocido como La Joya. Un vecino, alertado por los gritos, avisó a los Servicios de Emergencias del 112 de que un hombre podía encontrarse herido.  Pero cuando los agentes de la Guardia Civil se personaron en el cortijo, el panorama era peor de lo que habían imaginado. Tras una valla, estaban los cadáveres de un matrimonio. Presentaban en la cabeza signos de una gran violencia y en el mismo recinto se encontraba el hijo de la pareja, cubierto de sangre, sentado en un escalón y aparentemente tranquilo. Tanto que no huyó a la llegada de la Guardia Civil.

Las víctimas eran un hombre de 70 años, Eliseo A. N. y su esposa Antonia P. N, de 69, que fallecieron presuntamente a manos de su hijo, que les mató a golpes con una escardilla, un apero de labranza que se usa habitualmente en el campo.

Fuentes de la Guardia Civil precisaron que el presunto parricida, que  responde a las iniciales de E. A. P. y que tiene 46 años, fue detenido y se encuentra desde ayer en la Comandancia de la capital, donde ayer prestó declaración y está a la espera de pasar a disposición del juez.

Antes de ingresar en las dependencias policiales  fue atendido en un centro hospitalario, donde recibió unos puntos de sutura, ya que también resultó herido en el altercado, según indicaron fuentes cercanas al caso.

Al parecer, el detenido se encontraba en el domicilio de sus padres junto a su hija, menor de edad, porque estaba "arreglando" la casa para que estos se volvieran al pueblo. Aunque por el momento se desconocen los motivos que originaron la discusión, todo apunta a que los hechos ocurrieron por algún comentario de los abuelos relacionado con su nieta, si bien ya habían discutido horas antes.

Fuentes policiales indicaron que al parecer, "el abuelo regañó a la niña y su padre se molestó", tras lo que se enzarzó en "una acalorada discusión" con sus progenitores y "comenzó a agredirles con la escardilla". Sin embargo, la menor huyó rápidamente a pedir auxilio, por lo que no habría presenciado el desenlace.  La fuerza y la corpulencia de su padre acabó con la vida de lasus abuelos, que al intentar defenderse, llegaron a herir al agresor en la cabeza.

Uno de los vecinos relató que el presunto homicida, que trabajaba como albañil y en estos momentos estaba en paro, "se encontraba rehabilitándose de su adicción a las drogas", extremo que luego desmentiríala Policía Local del municipio. Un agente aclaró que el hombre  "llevaba una vida aparentemente normal" y que "no tenía ningún problema" salvo que "acababa de ser operado por  una dolencia de espalda que le provocaba pinzamientos"; quienes sí estuvieron relacionados con asuntos de drogas fueron dos hermanos que, según aseguró, fallecieron "debido a sus adicciones".

La alcaldesa en funciones de Albolote, Marta Nievas, indicó que los fallecidos eran conocidos en la localidad y que el presunto agresor, del que no consta que sufriera ningún tipo de trastorno mental, llevaba una vida "aparentemente normal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios