La madre del niño de Adra denunciará a los menores que lo sujetaron y grabaron mientras era violado

  • Consideró "tan culpables" de los hechos a estos tres menores, de entre 13 y 15 años, como al que lo violó, a pesar de que la Guardia Civil sólo ha instruido por el momento diligencias contra éste último

Comentarios 1

María Teresa S.B., la madre del niño de diez años que fue violado por compañeros del CEIP 'Nueva Andalucía' de Adra (Almería), ha anunciado que interpondrá denuncia ante el Equipo de la Mujer y del Menor (Emune) de la Comandancia de Almería contra los tres menores que supuestamente le sujetaron, grabaron con el móvil y miraron mientras otro abusaba de él.

En declaraciones a Europa Press, María Teresa S.B. consideró "tan culpables" de los hechos a estos tres menores, de entre 13 y 15 años, como al que lo violó, a pesar de que la Guardia Civil sólo ha instruido por el momento diligencias contra éste último, sobre el que la Fiscalía de Menores no tomó ninguna medida al no contar con edad suficiente para la imputación de los delitos.

En cuanto a la denuncia formulada contra ella por dos de las familias de los tres presuntos agresores por injurias e insultos, valoró que es una reacción "defensiva" porque se sienten "culpables" y no dudó de que "cualquier juez" le dará a ella la razón.

Según su relato, su hijo fue obligado a acudir a una cabaña por los cuatro compañeros de colegio, entre ellos uno de 15 años y por tanto con responsabilidad penal, que, además de grabar con el móvil, le obligaron a realizar hasta tres felaciones mientras otro de los implicados le sujetaba para evitar el forcejeo durante la posterior violación y un tercero "se limitaba a mirar lo que hacía".

Los hechos sucedieron en horas no lectivas y fuera del recinto escolar días antes del pasado 21 de febrero cuando la dirección del colegio alertó a los progenitores de que su hijo había sufrido abusos sexuales, tras lo que interpusieron la denuncia.

La víctima y un hermano menor, de tres años de edad, no acuden al colegio desde entonces, mientras que el agresor sobre el que recayó la denuncia fue expulsado durante unos días, si bien la Delegación provincial de Educación anunció que procederá a su traslado inmediato a otro colegio.

Por su parte, el psiquiatra del Centro de Salud Mental de El Ejido (Almería) que atiende a la víctima recomendó en un informe provisional su traslado de lugar de residencia y de colegio ante el estrés postraumático que presenta como consecuencia de los abusos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios