Acepta 17 años de cárcel por matar a su ex mujer y pide perdón a sus hijos

  • Enorme tensión en el juicio por el crimen de la urbanización Santa Iglesia

Comentarios 2

El hombre de 47 años que mató a su ex esposa en noviembre de 2006 en Almensilla, propinándole once puñaladas tras sorprenderla sola en la casa, fue condenado ayer a 17 años y medio de cárcel en un juicio en el que reconoció los hechos. Tras oír la sentencia, el acusado, Damián Matito Hurtado, pidió perdón a sus dos hijos, que ahora tienen de 20 y 17 años, por el daño que les ha causado.

La sentencia se produjo en la Sección Cuarta de la Audiencia de Sevilla tras una breve declaración en la que el acusado reconoció los hechos y pidió perdón a sus hijos y al resto de la familia por el daño que les ha causado. También declaró, como testigo y entre llantos, su hija mayor, de 20 años y que entonces tenía 18, quien ha dicho a los jueces que la pérdida de su madre ha destrozado su vida y la de su hermano. En un momento de gran tensión, la joven se ha vuelto a su padre, que se tapaba la cara con las manos, y le ha espetado: "¿Por qué no me miras?".

El homicidio ocurrió sobre las once de la noche del 25 de noviembre de 2006 en la urbanización Santa Iglesia de Almensilla, donde la mujer, que estaba separada y en trámites de divorcio, vivía con sus padres. El acusado penetró en la vivienda, "a sabiendas de que la cancela exterior permanecía abierta hasta que llegara el último de los moradores" y armado con un machete. Sorprendió a su esposa cuando hablaba por teléfono en la cama y, sin mediar palabra, le asestó once puñaladas que le causaron la muerte casi de inmediato, según los hechos reconocidos por el acusado. El amigo con el que hablaba avisó al hijo.

Pese a tratarse de un presunto asesinato, competencia de los jurados populares, el juicio por estos hechos se ha celebrado en la Audiencia de Sevilla porque existe otro delito conexo de quebrantamiento de medida judicial de alejamiento de su ex esposa, que le había denunciado en dos ocasiones, por el que el procesado ha aceptado seis meses de cárcel junto a los 17 años por asesinato.

La condena incluye el pago de una indemnización de 110.000 euros a su hijo, otros 50.000 a su hija y 18.000 euros a los padres de la fallecida, que se han hecho cargo de la tutela de su nieto al ser menor de edad. Tras agredir a su ex esposa, el acusado se dirigió a su domicilio en Mairena del Aljarafe, donde fue detenido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios