Muertos vivientes en el Zaguán para una noche llena de terror

  • El local obtuvo una gran entrada para ver los tres cortometrajes de 'Muchachada Zombie' y contó con Óscar de Julián

Terror en el Zaguán. En la noche del lunes se estrenó una de las sedes del VIII Festival Internacional de Cortometrajes Almería en corto y se proyectaron tres proyecciones bajo el nombre de Muchachada Zombie.

Antes de comenzar los cortos, los asistentes iban buscando hueco porque el local tuvo un aforo completo.

La primera proyección fue una coproducción de España-Portugal, del director Miguel Ángel Vivas. La película es I'll See You in My Dreams y relata una historia donde el protagonista no tiene piedad a la hora de exterminar zombis, ni a los más cercanos le dejaba la oportunidad de seguir con vida.

La historia se desarrolla con una trama donde el amor parece ser invencible, pero todo se rompe cuando parece que no hay salida. Una aldea maldecida por una plaga de muertos vivientes que se iba ampliando conforme iba sucediendo el relato. El sexo también se convirtió en uno de los elementos del primer cortometraje.

La segunda película sonó en español, pero está nombrada en inglés, Zombies and Cigarettes, de Rafa Martínez e Iñaki San Román. Un joven tenía la intención de invitar a su novia a un helado y, de repente, se vio involucrado en una invasión zombi. La lucha con los muertos vivientes se convierte en una batalla campal donde la sangre y el amor se convierten en dos de los elementos principales de la película.

La tercera proyección fue una producción francesa. Paris by Night of the living Dead, de Grégory Morin, fue el último cortometraje de la noche en el pub Zaguán.

En esta historia, los protagonistas son un hombre y una mujer que están cansados y luchan por sobrevivir en un París que estaba repleto de muertos vivientes.

Los jóvenes disfrutaron de las proyecciones y el director de Almería en corto, Óscar de Julián, acudió antes de que comenzara las películas para inaugurar una de las sedes del Festival.

El director de Almería en corto dijo que aunque el "Zaguán era una sede del Festival y espero que podáis disfrutar de los cortos".

El terror no faltó en la octava edición del Festival y los jóvenes lo agradecieron con un local repleto donde la música paró para dar paso a las imágenes de la pantalla y al sonido de los cortometrajes.

Una opción más para disfrutar de unas cervezas y disfrutar de proyecciones donde la temática es una de las que más atraen al público joven.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios